Saltar al contenido
Juguete Educativo

Juguetes educativos para bebés

Juguetes educativos para bebés

Una de las formas a través de la que aprenden los niños es mediante el juego y este aprendizaje comienza desde recién nacidos. Por ello, los juguetes educativos para bebés juegan un papel importante en su desarrollo. Este tipo de juegos didácticos son muy necesarios para estimular desde muy temprano habilidades fundamentales como la motricidad o la capacidad cognitiva, pero sin perder de vista la diversión que debe proporcionar todo juguete.

A continuación te ofrecemos toda la información que debes tener en cuenta para la elección de los juguetes que benefician al desarrollo del pequeño de la familia.

Juegos educativos para bebés recomendados en función de los meses

A medida que crecen, los bebés van descubriendo nuevas formas de divertirse pero también necesitan nuevos estímulos que les ayuden a afianzar las habilidades aprendidas y a adquirir otras nuevas. Por este motivo, es importante que sus juguetes vayan evolucionando al mismo tiempo que el bebé se desarrolla.

Para ayudarte a escoger el mejor juguete educativo en función de la edad del bebé hemos elaborado la siguiente clasificación.

Juguetes educativos desde recién nacidos a 3 meses

El sonajero es un clásico durante los momentos de diversión del bebé en sus primeros meses de vida. Gracias a este juguete el niño hará sus primeros descubrimientos. Los sonidos que emite al agitarlo estimula su sentido del oído y le ayudará a saber que puede hacer que ocurran cosas a su alrededor. Además, para que suene el bebé se verá en la necesidad del moverlo, lo que favorecerá la mejora de la motricidad y de la coordinación.

La motricidad y la coordinación también pueden ser estimuladas mediante los peluches colgantes. Tanto si los colocamos en la silla de paseo como en la cuna, incentivarán al pequeño a moverse para alcanzarlos.  Especialmente interesantes les resultarán los peluches musicales ya que las melodías que reproducen al tocar o tirar de ciertas partes serán un reclamo perfecto llegar a ellos.

Los libros en blanco y negro para bebés son otra buena elección. Durante los tres primeros meses de vida, los niños son incapaces de distinguir los colores. Sin embargo, el contraste blanco – negro supone un gran estímulo para el cerebro de los recién nacidos. De este modo, los libros en este formato con imágenes que representan animales, objetos cotidianos o formas geométricas atraen la atención del bebé y ayudan a su concentración.

Juguetes educativos para bebés de 4 a 7 meses

Los baby gym o gimnasios para bebés son un magnífico regalo durante esta etapa. Estas mantas acolchadas cuentan con un arco suspendido del que cuelgan diferentes juguetes y peluches. Gracias a ellos, el pequeño tratará de alcanzarlos con las manos y los pies ayudando al desarrollo psicomotriz y de la flexibilidad. Además, sus diferentes texturas, formas y colores favorecerán a estimular el tacto y la vista del bebé.

Las pelotas blandas con sonidos y colores llamativos también enseñará muchas cosas a nuestro hijo. Sus distintas texturas, luces y sonidos ayudarán a captar la atención del bebé y le incentivarán a explorar, levantar la cabeza y gatear. Adicionalmente, este tipo de balón de actividades activa sus luces y sonidos al apretar ciertas partes lo que permitirá que el pequeño empiece a darse cuenta de que sus acciones provocan consecuencias.

Otro juguete que ayudará al desarrollo de los sentidos del bebé es el libro de tela dado que propone experiencias de juego visuales, táctiles y auditivas. Del mismo modo facilita la habilidad manual ya que estos libros sensoriales cuentan con partes para agarrar, girar o doblar.

Los juguetes de baño también son buenos compañeros durante esta etapa del niño. Además de los clásicos patitos y otros animales, las sillas de baño para bebé son una muy buena elección. Existe una gran variedad de ellas, pero recomendamos aquellas que cuentan con panel de actividades ya que ofrecerán al niño gratos momentos de diversión a la vez que le garantiza un entorno seguro durante el baño.

Juguetes didácticos para bebés de 8 a 12 meses

Los juguetes apilables y encajables seguirán ayudando al desarrollo de la motricidad y de la coordinación mano ojo del bebé. Además le permiten experimentar con diferentes formas, tamaños y pesos al tiempo que entra en contacto con conceptos espaciales y de gravedad.

Es esta etapa los niños también empiezan a querer imitar a mamá y papá. Para ello, los  teléfonos de juguete son una estupenda opción. Gracias a estos teléfonos de aprendizaje conseguirán grandes progresos en el desarrollo del lenguaje. La mayoría de ellos también incorporan interesantes funciones para enseñar al pequeño los números, letras, animales, etc.

Las mesas de actividades para bebés son una muy buena compra desde el momento en el que el pequeño puede mantenerse sentado, ya que los múltiples juegos serán un gran estímulo para el desarrollo de todos sus sentidos. Sin embargo, consideramos que en esta etapa puede ser una gran ayuda para el que el niño mejore su equilibrio, comience a mantenerse de píe y a dar sus primeros pasos alrededor del centro de actividades.

Los juguetes para empujar o arrastrar también deben acompañar al bebé mientras aprende a andar. Vemos especialmente completo el correpasillos, ya que además de empujarlo como un andador, puede montarse en él y desplazarse impulsándose con las piernas, lo ayudará a su fortalecimiento. También es un objeto perfecto para la mejora de la coordinación corporal del pequeño.

Beneficios de los juguetes educativos para bebés

El momento en el que más aprende el ser humano es durante los primeros años de vida. El cerebro de un bebé es totalmente permeable y somos capaces de absorber toda la información que nos llega.

Aprendemos a hablar, a comer, a caminar… por eso, utilizar juguetes educativos para bebés desde su nacimiento será muy estimulante para ellos y tendrá muchas ventajas.

Juegos didácticos para bebés

Este tipo de juegos son los que despiertan la curiosidad y fomentan la imaginación de los más pequeños. Les ayudan a adquirir destrezas, así como a aprender conocimientos y valores a todos los niveles desde los primeros meses de vida.

Ventajas de los juegos didácticos para bebés

  • Aprenden jugando: la mejor manera de aprender, en todos los ámbitos, es jugando. Este tipo de juegos les ayuda a desarrollar habilidades que necesitarán para su vida y lo hará, sin que apenas se den cuenta, mediante el juego.
  • Ejercita la psicomotricidad: algo muy importante en los primeros años de vida y para lo que este tipo de juegos ayuda mucho. Ya sea la psicomotricidad fina o la gruesa, son muchos los juegos didácticos para bebés que se centran en ayudarles a mejorarla.
  • Fomentan su imaginación: estos juegos no son tan dirigidos como puede ser un juguete electrónico, por ejemplo. Esto hace que los niños puedan jugar de una manera mucho más abierta y, por lo tanto, desarrollar su imaginación.
  • No sobreestimulan al bebé: los juguetes que tienen muchas luces y sonidos pueden llegar a sobreestimular a los pequeños y alterarlos. Este tipo de juguetes, sin embargo, son mucho más respetuosos con sus tiempos y hacen que el pequeño pueda jugar de una manera más calmada.

Son muchas las ventajas que tienen los juguetes educativos para bebés. Nuestra recomendación es que optes por este tipo de juegos desde la más tierna infancia para que tu hijo pueda disfrutar de sus beneficios.